sábado, 5 de abril de 2014

#060 Laos. De la pobreza al turismo.

Cervezas a un euro... maravilla de Laos.

El rio Mekong. Laos.

El bus tardo tres horas y me dejo a 4 km de la frontera de Laos. Adivinad quien estaba esperandonos. Si, los tuktuk, quienes pagaron al conductor del bus. Negocio redondo. 50B por llevarnos. En otra ocasion hubiera ido andando, pero ultimamente estoy vago, asi que una chica de Holanda y yo nos metimos en el mafioso tuktuk. La frontera es moderna, no tiene nada que ver con lo que habia leido en otros blogs. Falta hasta un bar, porque tienen un cajero (donde saque un millon de kips*), un bus que te lleva al otro lado de la frontera (este es obligatorio ya que hay una especie de autovia y no se puede ir andando. Hay control) y en el lado de Laos, donde nos cobraron 35$ mas 1$ por ser fin de semana (mas mafia) esperaba otro tuktuk (Los estoy cogiendo mania). Llegue a una diminuta ciudad cerca del rio Mekong donde me aloje en un bungalow por la friolera de casi 8 euros (80.000 Kips).

Un millon de Kips... noventa euros. Laos.

Frontera de Laos con Tailandia.

No hay mucho opcion cuando llegas a la frontera despues del mediodia, ya que todos los autobuses han partido. Ademas, me estoy dando cuenta de que las estaciones de autobuses estan a las afueras, desde seis kilometros hasta catorce hay algunas, asi que dependes de las agencias y de los tuktuk (He dicho ya que los odio?). De nuevo me encontre con la pareja pucela y cenamos juntos. Ellos me hablaron de que iban al norte, a Luang Namtha, pero yo no tenia nada claro. El norte era para hacer trekking y mi idea era coger el slow-boat hasta Luang Prabang, que tarda dos dias en llegar. Me estuve informando de los precios y una chica muy amable, que tenia una agencia, me dijo que si iba al norte era mejor hacerlo por mi cuenta, no por agencias. Asi que finalmente me decidi ir al norte, a Luang Namtha.
Al dia siguiente me levante, habia quedado para desayunar una baguette con los pucelanos, y me despedi de ellos. Pregunte a tuktuks-mafiosos (Desde ahora tendran ese nombre) y uno me pedia por ir a la estacion de bus 20.000, son dos euros, pero para Laos, una estafa, asi que pregunte a un chico que si iba a coger un tuktuk (a esas horas, ver a mochileros listos para partir, es una oportunidad para unirte a ellos y compartir gastos de tuktuk). Gracias a eso el tuktuk me salio por 10.000 y el bus local 60.000. La diferencia de comprarlo en una agencia era tan solo de veinte mil, pero con este dinero me podria tomar dos cervezas laos de medio litro. Este es el pensamiento ratero que va conmigo desde que sali de mi tierrica.

Luang Namtha. Laos.

Luang Namtha. Laos.

Luang Namtha es un pueblo tranquilo, llano y rodeado de... paz. Tan solo unos irreductibles turistas campean a lo ancho por este territorio... bueno, en realidad, por una calle, que es la que tiene de todo: restaurantes, agencias de viajes, ATM (cajeros), supermercados... puesto que era una localidad para hacer trekking, me propuse hacer uno, pero me di cuenta de que o me unia a mas gente, o aquello era un sablazo. Las agencias tienen tablas donde te dicen el numero de gente apuntada para el dia siguiente, asi que iba consultando una por una para ver donde habia mas gente y, por lo tanto, saldria mas barato. En mi busqueda aventurera me encontre con paisanos de pais (Espana... es que da rabia escribirlo asi). Estaban ayudando a un local con su agencia que queria abrir un bar (!) Asi de facil es en Laos. Todo en uno. Ellos se apuntaron por workaway (la misma web con la que yo hice el voluntariado en Francia). Tambien encontre a Jack, un chaval ingles criado en Murcia, todo un prodigio en lenguas. El me convencio para esperar hasta el final de la tarde para ver si se apuntaba mas gente en la agencia donde el estaba, pero no hubo manera, asi que ese dia me quede sin contratar nada, pero Jack y su amigo Joe, un australiano, iban a ir al dia siguiente a unas cascadas cerca del pueblo y despues a hacer un trekking de un par de horas.

Joe, Jack, y yo... extasiado... Luang Namtha. Laos.

No mas subidas!!!
Cuando os digan hacer un trekking de dos horas, aseguraros de que tipo es... alquilamos las bicicletas (10.000k) y nos fuimos al parque donde habia unas cascadas, algo secas por la temporada. El trayecto en bicicleta fue por una tierra empedrada, no apta para bicis de paseo como las nuestras y el trekking... pues fue subir un monte por un resbaladizo camino... todo en uno para que mis botas viejas jugaran a ser unos esquies. Gracias a las ramas de los arboles puedo contar esto, si no, hubiera caido varias veces por la selva...Agotado no, lo siguiente, es como termine mi aventura por este pueblo al que abandone dos dias despues para ir a Luang Prabang.

Esperando el bus. Laos.

Luang Prabang. Laos.

Luang Prabang es la ciudad por excelencia en las guias de turismo de Laos y yo no voy a ser quien os diga que no vengais. Esta hecha para el turista occidental, hay tantos hostales, que parece raro que puedan sobrevivir de ello, pero seguro que en temporada alta lo hacen y, ademas, a precios nada baratos, al menos para mochileros. Ademas, esta el consulado de Vietnam, donde me saque la visa (ingenuo de mi, pense que podria hacerlo en la frontera, pero Jack me advirtio de que no era posible).
Como las otras ciudades que visite, la estacion esta a las afueras (6 km), por lo que el tuktuk nos llevo a una pareja de franceses, un italiano y a mi al meollo de la ciudad. De 70.000 kips no bajaba el precio de las Guest houses, por lo que comparti habitacion con el italiano una noche. Al dia siguiente, me reuniria de nuevo con Joe, el australiano, para hacer lo propio durante seis dias (mi visa tardaba tres dias, pero me pillo el fin de semana y tuve que esperar al lunes). Joe es un explorador nato, ya le habia seguido en el trekking de Luang namta, pero ahora le iba a seguir en otra locura. Una de las cataratas mas interesantes de Luang Prabang estan a 30 km, asi que ni corto ni perezoso Joe propuso hacerlo en bicicleta, sin saber que el trayecto tenia un pico digno del premio montana del tour de Francia. Llegamos exhaustos debido a que de nuevo cogimos bicis de paseo (mas baratas) y nos zambullimos en las piscinas naturales. Una maravilla para relajarse despues de tanto esfuerzo, pero a la vuelta yo me cogi un tuktuk (ahora si que les adoraba), pero Joe volvio a bici como un autentico heroe.

Luang Prabang. Laos.

Luang Prabang. Laos.

Segundo trekking... Luang Prabang. Laos.

Al dia siguiente volvimos a hacer un trekking, esta vez cogimos un ferry para cruzar el rio y visitar la aldea de enfrente de Luang Prabang. Siguiendo una ruta que se descargo de internet, llegamos a varios templos, unas cuevas y estatuas budistas en mitad del monte. Una ruta sencilla, por suerte, y muy interesante. Los ultimos dias ya nos los tomamos de relax y estuvimos viendo la formula 1, una pelicula en un bar e, incluso, en la piscina. Como os digo, esta ciudad tiene todas las comodidades, pero lo mas destacable es el mercado donde puedes comprar baguettes y, lo mejor, granizados de todo tipo de fruta. Una delicia para el paladar con las temperaturas que no bajaban de 35C.

El ultimo dia me despedi de Joe, me cogi una furgoneta que me llevaba al norte de Laos donde vivi, desconectado, uno de los mejores momentos en este pais. Y pensar que hace media decada no tenian electricidad...


*Nota: 1 euro = 11.000 kips (Marzo 2014).


Sticky-rice... un exquisito snack. Laos.

Mirindas asesinas!! Laos.

Los mosquitos la estan gozando conmigo. Laos.

Mercados... los adoro. Laos.


Entradas populares